Se le metió “el chamuco” a taxista

* Golpeó hasta a su propia madre…

*  También arremetió contra una mujer, un repartidor

    de tortillas y hasta contra socorristas de la Cruz Roja

 Wendy Obispo

 “Endemoniado” taxista en aparente estado de ebriedad arremetió a golpes contra una joven motociclista, a quien además le destrozó su unidad. No conforme, golpeó y mandó al hospital a su propia madre, cuando ésta intervino para tratar de calmarlo. Un infortunado repartidor de tortillas y hasta socorristas de la Cruz Roja pasaron también lista entre los golpeados por el energúmeno, quien finalmente, cuando trataba de huir de la Policía, cayó al brincar una barda y fue detenido y remitido a barandilla.

Los hechos, de acuerdo con los reportes policiacos, ocurrieron esta mañana de Martes:

Vecinos de las calles Pacheco y Negrete, pidieron durante más de 40 minutos al inoperante 911, la intervención de alguna autoridad, ya que un sujeto, identificado más tarde como Josué Avilés Herrera, de 31 años de edad, en aparente estado de ebriedad, causaba daños y agresiones a personas en ese lugar, sin que nadie pudiera detenerlo.

La versión de los testigos fue que este sujeto, quien conducía el taxi número económico 972 de la SERTI, con placas 71-07-FFN del servicio público, arremetió contra una mujer que conducía una moto Itálika color azul, unidad a la cual también azotó y destruyó casi en su totalidad.

En tanto que a la indefensa mujer, de tres golpes mandó al piso. Al auxilio de la fémina llegó la progenitora del salvaje hombre, a la que también le tocaron golpes. La madre golpeada estuvo tirada más de media hora, mientras le clamaba calma a su “angelito”.

Vecinos y presentes intentaron calmarlo, pero fue inútil. Un joven repartidor de tortillas intentó ayudar a las mujeres y fue golpeado salvajemente por el mismo sujeto, que dicho sea por los presentes, parecía el “diablo”.

Arribó al lugar una ambulancia de la Cruz Roja Mexicana, cuyos paramédicos también fueron agredidos. No obstante, pudieron darle los primeros auxilios a la mamá golpeada, misma que requirió su traslado a un hospital.

Acto seguido, el desquiciado taxista se resguardó en su domicilio, donde bajo la protección de su hijastra, menor de edad, se negó a dar la cara. Elementos de la Policía Municipal nada pudieron hacer, ya que el agresivo sujeto se refugió en su domicilio.

Llegaron también 4 unidades de reacción inmediata del grupo “Centauros”, quienes intentaron detenerlo pero sin lograr su cometido.

Minutos más tarde, cuando el sujeto pretendía darse a la fuga, brincó la barda trasera de su domicilio, de unos 4 metros de altura, misma que colinda con una barranca, donde finalmente cayó y al pretender correr no pudo hacerlo, siendo aprovechado ese momento por los uniformados para someterlo y finalmente detenerlo.

Fue llevado a barandillas, en espera de que las personas agraviadas se presenten a levantar formalmente cargos en su contra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s