Tribuna Pública

Francisco Javier Copeño Castro

Perro que come huevo,
aunque le quemen el hocico…
¡A que la canción! Pensamos que la gente puede cambiar, pero también resulta cierto eso de que perro que come huevo aunque le coman el hocico. ¿A poco resulta muy difícil, como funcionario conducirse con honradez, honestidad, imparcialidad, con ética y profesionalismo en el qué hacer de su función y responsabilidad de la función pública? Siempre hemos dicho que el ser funcionario público, es tener la oportunidad de servir a tus semejantes, buscar alternativas de solución a la problemática que se presente en el marco de tu responsabilidad, privilegiando por encima de todo el diálogo y respeto, pero hay gente que eso no lo entiende aunque le hablen en el idioma, tono u espacio que sea. ¿Por qué decimos lo anterior? Hace tiempo, se han recibido quejas de que el encargado de la Administración del Mercado Municipal “Gral. Adrián Castrejón”, ingeniero Aníbal Adán Sandoval, atiende a la gente que acude a la oficina de ese dependencia con prepotencia, altanería y de manera déspota, además de que al personal de trabajo también lo maltrata e insulta de tal manera que existe una inconformidad en su mayoría. Desde su llegada se comportó de una manera no adecuada con la mayoría de los comerciantes y trabajadores, sin embargo pensamos que con el correr del tiempo, y al indagar e investigar lo que ocurre verdaderamente al interior del mercado las cosas cambiarían, sin embargo, no ha sido así. A su llegada, trató de recaudar lo más que se pudiera de recursos cobrando contratos, cesión de derechos, pisaje, de acuerdo a lo que marca la Ley de Ingresos del 2019; un grupo de locatarios le dijo que se tendría que esperar hasta que hubiera acuerdos con las autoridades municipales y dijo que eso no podría ser y que le hicieran como quisieran, sin embargo, finalmente se ha tenido que sujetar a los acuerdos pactados, entre locatarios y autoridades. Sin embargo, durante el tiempo que se acordó para realizar los pagos respectivos, nos dicen muchos locatarios que se ha dedicado a poner infinidad de trabas y pretextos para no cobrar, dando largas y largas, para dejar pasar el tiempo, porque no es posible que aunque no existan razones de peso, obstaculiza los trámites en dicha oficina. También recurre al viejo truco de que no existe expediente alguno del local que se pretende pagar, o erigiéndose en juez, decidiendo de que un documento no es legal, aunque se tenga n todo los documentos en regla; también señalan varios afectados de que han pagado sus contratos y a más de tres meses no se los han entregado, otros desde hace tiempo más y los que ha entregado están mal elaborados con cláusulas fuera de toda lógica. Pero lo más lamentable es que existen testimonios de locatarios que se quejan de las cantidades estratosféricas que les pide por “arreglarles” sus documentos que oscilan desde los seis mil pesos en adelante. ¿Será? Lo cierto es que en este punto, habría que analizarlo detenidamente, porque no es posible que alguien que está con sus documentos de manera derecha y legal, esté pagando cantidades estratosféricas por “arreglarles” sus documentos. Debemos saber que un contrato legal en el mercado, tiene un costo de alrededor de $1,700.00 (Un mil setecientos pesos 00/100MN) una Cesión de Derechos hasta donde sabemos no tiene costo alguno, porque dicho documento se hace entre particulares ante quien esté al frente de la Administración, y el contrato sí se hace con el Ayuntamiento en turno. El pisaje se fija de acuerdo con la ley de Ingreso respectiva que se manda cada año al Congreso para que la apruebe, cabe señalar que siempre hemos señalado que también las Cesiones de Derechos se deben hacer como se hace con los contratos, pero para eso se debe hacer una modificación a la Ley, pero pedir y dar cantidades mayores, es presunción de que algo no está bien o está ilegal. Por eso, la recomendación que los locatarios le hacen a la Síndica doctora, Paula Sánchez Jiménez y al mismo Presidente Municipal, doctor, Antonio salvador Jaimes Herrera, en el sentido de que deben revisar a conciencia la documentación que les pasen a firma de documentos del mercado, no la deben echar en saco roto. Aguas, les pueden meter goles. ¡Ojo señores, mucho ojo! Porque a quien le gusta el dinero fácil, lo seguirá haciendo aunque le llamen la atención sus superiores, porque en efecto, perro que come huevo, aunque le quemen el hocico lo seguirá haciendo. Hay mucho más, pero le seguimos en otra entrega. ¡Hasta la próxima y salud!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s